Cómo evitar el aquaplaning

En estos días de lluvia, el aquaplaning ha sido el principal escollo para muchos conductores. De hecho, es también una de las principales causas de accidentes de tráfico. Con un invierno y una primavera marcada por las lluvias, hemos traído a Talleres Magauto las precauciones necesarias para evitar perder el control de nuestro vehículo.

¿Qué es exactamente el aquaplaning?

Primero tenemos que definir qué es exactamente el aquaplaning. Llamamos aquaplaning cuando un vehículo pasa por una superficie llena de agua y se desliza, perdiendo parte del control de la conducción. Se produce porque los neumáticos no son capaces de evacuar el agua. La sensación es similar al deslizarse sobre hielo.

El problema suele producirse con grandes masas de agua. Si hay poca en la carretera, los neumáticos podrán hacerse cargo perfectamente. Hay que tener en cuenta que este problema es mayor para los neumáticos más anchos, al tener una mayor superficie de contacto.

También correremos más peligro, si tenemos una mayor velocidad. Al ir más rápido, los neumáticos tendrán más problemas para evacuar el agua.

¿Cómo gestionar el aquaplaning correctamente?

Lo primero que debemos hacer es prevenir. Si hay una fuerte lluvia debemos bajar la velocidad de conducción. También es importante vigilar la carretera y evitar las balsas de agua si es posible. Igualmente, es fundamental tener los neumáticos en regla. La profundidad de dibujo debe ser de al menos 1,6 milimetros. Por otra parte, tener la presión correcta también ayudará al vehículo a funcionar adecuadamente.

¿Qué hacemos si se produce el aquaplaning?

Lo más importante es no perder la calma. Después, tenemos que centrarnos en no perder la dirección. Para ello habrá que sujetar fuertemente el volante. Es importante evitar giros bruscos y mantener una trayectoria que mantenga las condiciones del vehículo cuando vuelva la tracción. Es decir, recta o ligeramente curva.

También es muy importante no frenar bruscamente. Si no, derraparemos. Debemos mantener la velocidad. Si teníamos pulsado el pedal de aceleración, lo soltaremos lentamente. Igualmente, habrá que tratar de descubrir la inercia del vehículo para ser capaz de tomar el control cuando vuelva la tracción.

Así conseguiremos salvar el escollo sin problemas.

Recuerda que en nuestro taller mecánico en Jaén estamos disponibles para revisar y cambiar tus neumáticos si lo necesitas. Estamos en C/Esparteros 3, en el Polígono Llanos del Valle (Jaén).

Mapa de los talleres de vehículos en Jaén multimarca Talleres Magauto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *